lunes, 18 de abril de 2011

EUTIQUIO CABRERIZO 28-3-2011


En un día lluvioso y quizá un tanto gris, nos dispusimos a disfrutar de este nuevo encuentro literario, de la mano de nuestro mecenas cultural Salcines.
Eutiquio Cabrerizo nació en Fuentearmegil (Soria), hace 58 años, vive en Santander hace 30, después de un periplo por diversos lugares. Se quedó ciego a los ocho años, desde ese momento se convierte en un luchador inconformista.
Presenta una serie de títulos que lee directamente de las publicaciones que hay sobre la mesa, “Laura laureada”, “La charca de los Enebrales”, “Estelas de una diosa” y “Cuentos de un pueblo con picota”.
Es costumbrista en algunos escritos –aporta palabras u oficios en desuso-, poeta, novelista, narrador de relatos breves y novela. Dice en una entrevista: “Escribí cuentos hasta los quince años. Poesía, desde los quince a los veinte. Relatos breves de los veinte a los treinta. Mi primer esbozo de novela a partir de esta edad. Nunca publiqué nada. Apenas si conservo la décima parte de lo que escribí”. Nada parece  entorpecer sus escritos; define colores o paisajes basadas en la memoria, conteniendo imaginación y fantasía, sonidos que a nosotros nos pasan desapercibidos y una vida interior envidiable. Muestra desde la sencillez, describe, escucha el alma, el mundo en un recuerdo preclaro de su niñez…
Es original, se conforma poco con lo establecido. Dice haber escrito uno de los libros -referidos a su población y origen-, con los propios protagonistas, cada uno escribió su aventura y recuerdos en su realidad. Es una historia desde adentro, nadie ve más que su memoria; él aportó en aquel libro las correcciones oportunas y la vivencia correspondiente en aquel libro.
Se sirve de personajes literarios para “aprender de la belleza de las cosas pequeñas” y alguna de sus poesías, “…dejé atrás, para siempre, / los muros enjoyados de verdín, / el cascarón de proa de las grúas, / y zarpé hacia poniente…”, con una leve biografía de José Hierro; la titula “Mirada extensa y amigable”.
Practica la tolerancia, el constante aprendizaje, la lectura de varios libros semanales, crea a través del ordenador, páginas Webs, blog, entre otras tareas, consigue sacar lo práctico de este mundo internauta, lo que a algunos videntes ni se nos ocurre investigar; un artilugio que le evita tener que coger el punzón para taladrar sus pensamientos a lo escrito, donde se activa y ambiciona más y más.
Un trabajador constante de memoria mágica que roza lo increíble, en constante gimnasia mental, dedicado a esa misión de comunicar desde adentro, de llamar a la puerta del lector, de coincidir y reflejarnos en muchos episodios escritos por Eutiquio. Nos demuestra que somos iguales en esas supuestas diferencias.
Mientras, Salcines en su lectura de todos estos relatos breves, nos traslada a esas escenas. Esta escucha, ha sido un placer que se da pocas veces. Desgrana títulos como “La querencia de los animales”, “Escala musical ascendente” o “Carta de un hijo adolescente”
Cabrerizo habla de cómo nacen estos argumentos.
  -Son ejercicios que pongo a mis alumnos del taller de escritura. Tan solo tres palabras sin relación entre ellas; así sucede, incluso a mi me sorprende lo que surge en mis propias historias. 
Dice que están publicadas en método braille y en sonoro, miles y miles de obras, habría que vivir muchas vidas para leer y escuchar todo lo destinado a los ciegos. 
Nos deja las direcciones de varias páginas de Internet, en ellas se encuentran guías y respuestas para mejorar nuestra técnica en la escritura. Él tiene entre otras, estas páginas en Internet:
 http://webs.ono.com/libroteca/Cómo escribir una novela; la otra, http//eutiquio@ono.com. 
1º, Enrique Páez—Escribir: Manual de técnicas narrativas.
2º, Ángel Zapata—La poética del relato: Manual del estilo literario para narradores.
3º, José Luis Sanpedro: --Escribir es vivir. 
Un escritor con usura respecto al incesante conocimiento, hacia la curiosidad y el trabajo. Eutiquio Cabrerizo es el mejorfinanciero representando las ideas o las palabras, adquiriendo en sus lecturas y convivencias constantes, un depósito de signos trazados en papel o en cualquier otra superficie. Podemos compartir sus inversiones, convertidas en libros, las mejores cajas fuertes de la vida.

Ángeles Sánchez Gandarillas
28-III-2011

3 comentarios:

Laura dijo...

Lines, como siempre, magistral tu crónica. Impagable tu trabajo para con este blog.
Muchas gracias.

Anónimo dijo...

La vida es una realidad de impagos, son los que más llenan el bolsillo de la amistad; igualito que tu trabajo para abrir las puertas del blog a escritos o comentarios; impagable Laura, impagable, de verdad. Cada día aprendo una lección gracias a ti, la gimnasia mental con las diferentes versiones y a cumplir el-mi compromiso. lns

nreinor dijo...

Me resultó un escritor, ameno, agradable, con mucho sentido del humor.
Un ciego con mucha vista.
Salcines nos sorprende con cada Encuentro Literario.
Qué afortunado es este hombre conociendo a tanta gente, escritores, pintores, escultores, etc.
Y qué agradecidos estamos nosotros de poder conocer un poquito de cada uno de ellos.

Gracias